Miyazaki, el corazón del anime (primera parte)

Hace un año aproximadamente me pidieron en una asignatura de la carrera que hiciera un trabajo de investigacion en relación con el arte japonés. No tuve dudas, sería de él. Quizás hubiera sido más fácil hacerlo de otro, pero la primera vez que vi una de sus películas me enamoré de su cine como si fuera una niña de cinco años. Recuerdo que fue “Mi vecino Totoro“.

Sí, me refiero a él. Al señor Hayao Miyazaki.

Hayao MiyazakiEn mi angustioso búsqueda de información pude comprobar que no hay ningún libro monográfico publicado en español, por lo que tuve que recuperar mi inglés olvidado para embarcarme en la odisea de descubrir cosas sobre él. Esta odisea ahora la escribo aquí, para que vosotros no tengais esos problemas. Por supuesto, aquí voy a hacer un resumen, cualquiera me lo puede pedir sin ningún tipo de problemas que yo se lo ofreceré. Miyazaki nació el 5 de enero de 1941 en la ciudad de Akebono-cho, en el distrito de Bunkyo-ku, de Tokio. Fue el mediano de cuatro hermanos, Arata, Shirou y Yutaka, dentro de una familia adinerada. Su infancia estuvo ligada siempre a los aviones, ya que su padre era el director de las aerolíneas Miyazaki, propiedad del tío de Hayao. Tuvieron un papel fundamental en la II Guerra Mundial. Este hecho fue trascendental en la vida de Hayao Miyazaki, puesto que como vemos en sus películas, su cine está muy ligado al hecho de volar, así como el tema de la violencia y las armas, que lo trata de forma ambigua.

Tras una formación en el instituto, pasará a la Universidad de Gakushuin, donde seLogo estudio Ghibligraduará en ciencias políticas y economía. Será allí donde conozca a su mano derecha: Isao Takahata. Ambos formarán en los años 80 los estudios Ghibli, para la producción de la película Laputa Castle in the sky.

Eligieron ese nombre porque el término Ghibli alude a un tipo de viento del Sahara y también tiene reminiscencias al apodo que usaban los italianos para hablar de los aviones de exploración del Sahara en la II Guerra Mundial. Sin embargo, la película inagural del “estilo Ghibli” será Nausicaä del Valle de los Vientos. Será el inicio del constante éxito de la productora.Museo Ghibli Paralelo a esto, la fama nacional e internacional se corrobora con la apertura en 2001 del museo Ghibli, en el Mitaka Inokashira Park. Fue diseñado por el propio Miyazaki, siguiendo sus ideas de respeto a la naturaleza. En él se pueden disfrutar varios cortos inéditos: “Mei and the Kittenbus“, “The Whale Hunt” y “Koro´s big day out“. Rasgos de sus películas Su filomografía se nos presenta como un producto casi perfecto, con gran complejidad técnica, que difiere mucho de la producción para series de televisión o video. Sus obras están llenas de optimiso, de alegría de vivir. Su público es amplio, pero en gran medida es el sector infantil y juvenil al que va dirigido, para que puedan crecer con esperanza. Quizás la única película que se aleje de todo esto sea La princesa Mononoke. Intimamente relacionado con sus películas está la técnica que usa para realizarlas. Siempre ha sido partidario del dibujo a mano, pero desde Pom Poko empezarán a usar el sistema digital. Al principio lo usaban unicamente para efectos visuales pero será a partir de La princesa Mononoke cuando su utilización sea sistemática.Miyazaki y el mundo Sus películas se han convertido en hitos dentro de la historia del cine, tanto nacional como internacionalmente. Por poner un ejemplo, cuando se presentó La princesa Mononoke su producción había costado la friolera de veinte millones de dólares, siendo la película más cara hasta el momento. Fue un éxito rotundo, desbancando a ET de las listas de películas más vistas de Japón. Sin embargo, tiempo después fue destronada por Titanic, aunque El viaje de Chihiro recuperará el puesto. En otro orden de cosas, se ha convertido en un aliado en el mercado de juguetes de su país. ¿Qué niña japonesa no tiene un peluche de Totoro? Yo soy de Zaragoza y lo tengo. Además, hay libros, guiones, libros de dibujos previos, es decir, todo un mercado a su alrededor. Os pongo un link para ayudaros a buscar. Y por último, hay que destacar sus premios y reconocimientos oficiales en el mundo, como pueden ser el Oso de oro a la mejor película en la 53º Edición de la Berlinale, por el Viaje de Chihiro; el Oscar en 2003 por la misma película; o el León de Oro en la 62 muestra de Venecia, a su carrera.

Deja un comentario